martes, 16 de marzo de 2010

PETER PARKER NO SABÍA NADA DEL TEMA

Saludos discípulas y discípulos, espero que haya sido fácil mi ausencia, pero ya soy una persona mayor y me encuentro en el maravilloso universo laboral. Soy periodista, bueno, más bien soy comunicólogo (o como quiera decirse). Para algo se inventó el intrusismo laboral.
Seguramente estaréis pensando que me visteis entrevistando a James Cameron en la alfombra roja, en la pasada gala de los Oscar. Lo siento, me dedico a cosas mucho más... terrenales. Yo soy aquel que sobresale del grupo que habita en "la zona de los medios" por tener una cámara fotográfica doméstica, es decir, un aparato que no supera el tamaño de una cajetilla de tabaco. Y es que, resulta abrumador que estés esperando a una personalidad en primera fila, después de un buen rato de espero, pongamos que... diez minutos, y de repente, comienzan a emerger bazookas de tu espalda. Sí estoy hablando de esos fotógrafos que tienen una cámara con el objetivo del tamaño de un lanzamisiles AT-4, a ver... señor fotógrafo... el personaje está cerca, de hecho, me está dando la mano, ¿le vas a hacer una foto o un estudio dermatológico? Querido público, que observa con fascinación a estos francofotógrafos, con esos objetivos, la diferencia con la mía se basa en que ellos pueden hacer una foto a la matrícula de un OVNI mal aparcado en la cara oculta de la Luna, pero en las distancias cortas, conseguimos lo mismo. Es más un objeto de respeto, como los ciervos, que el respeto se mide por la longitud de las astas, pues lo mismo ocurre con los grandes objetivos, sirven para apartar a tus oponentes y defenderte de los ataques del macho dominante, no para hacer mejores fotos.
También quisiera hacer un llamamiento a aquellos personajes que van a recoger premios o simplemente, se encuentran para atender a los medios. Las cámaras pequeñas existen, no me gusta la técnica de situarme detrás de un francofotógrafo para que parezca que el sujeto estaba mirando a mi objetivo. Como siempre, el tamaño importa.
Mi padre pesca de la siguiente forma: monta su caña de pescar, le pone el sedal, le coloca el anzuelo, pincha una lombriz, lo lanza al mar, coloca la caña en algún lugar que se quede sujeta y se va a dialogar con sus amigos. A las dos horas, cuando el pez pescado, se encuentra muerto enredado en el sedal, envuelto en algas y con medio cuerpo devorado por otros peces, mi progenitor decide que ya es hora de recoger el sedal. Pues ésta es la técnica que utiliza una cantidad considerable de periodistas: aparecen, se sientan, programan su grabadora o el micrófono, le dan a REC, la colocan en la mesa de la persona que hable, se vuelven a sentar para hablar con el periodista de al lado de una nueva forma de hacer la ensaladilla para que la patata quede mucho más entera y jugosa, se termina la conferencia y recogen su grabadora sin saber lo que llevan dentro. Después, llega a la radio, da pie a las declaraciones del conferenciante y sólo se escucha "¡Llamen a una ambulancia!". Evidentemente no se percató del ataque al corazón que sufrió el ponente durante la rueda de prensa.
En mi corta experiencia, he aprendido, en los distintos eventos que he cubierto, que cerca de la zona destinada a los medios, siempre hay un grupo de ancianas y ancianos. Ven que puedes ser periodistas, te atacan dándote golpecitos en el hombro y te hacen una pregunta para comenzar una conversación, es decir, sin sentido. La conversación sería algo parecido a lo siguiente.
- Perdón chiquillo, ¿cuándo empieza ésto?
- Señora, ya ha empezado.
- Ah, oiga, ¿tu has estudiado periodismo?
- No, he estudiado comunicación audiovisual.
- Anda que bien, yo tengo un nieto que quiere estudiar algo de telecomunicaciones o algo así de cables.
- No, no... lo mío es comunicación- ahora va mi definición estándar- como periodismo, pero para la tele.
- Pues mi yerno trabaja en la televisión...
Por lo que te cuenta toda la historia de cómo su hija se enamoró de un chico mexicano que estudiaba en España, pero llegado el momento, tuvo que volver a México, la distancia estaba empezando a resquebrajar la relación, tuvieron su periodo de crisis, incluso lo dejaron por un tiempo, pero el amor era demasiado fuerte y la hija de esta señora decidió ir a visitarlo durante una temporada, esa temporada se amplió, de hecho, la hija volvió a España para casarse con este chico, ya que la hermana de su padre, que era la madrina de la hija, estaba demasiado mayor como para meterla en el avión, y ella tenía que ver como la niña se casaba, por lo que la pareja decidió hacer dos bodas, una en México para la familia del novio y otra en España para la de la novia, así que, ya aprovechando, se casaron y en la misma celebración, bautizaron al niño que habían tenido mientras se reconciliaban, pero ahora, para disgusto del padre de la casada, la hija ha vuelto a México y su marido trabaja de técnico electricista en una televisión de su país. FIN.
Con historias como ésta, mi sentido de lo que es información importante y lo que no es, está variando de forma considerable.

Pues señoras y señores, en esto ocupo mi tiempo, espero que me perdonéis, pero la guerra por la información ya veis que es cruel y difícil.

Seguiremos informando.


5 comentarios:

Bore-kun dijo...

El mundo del periodismo es duro. Solo tengo un consejo Paco, comprate un objetivo de pega xD

JustLikeAWoman dijo...

ohh....mi hermanito se está haciendo mayor... ^^

María Dolores (Lala) dijo...

has tardado mucho para hacer esta entrada y tampoco es para tanto... puf.... voy a dejar de leer tu blog chico ocupado.... es bromita, que no, la entrada esta bien, pero es muy cortita, y estaba ansiosa de tu letra.... en fin oye que nos vemos en semana santa!!!

Cristina Sánchez Vicaria dijo...

JAJAJAJA, Me encanta.

Recuerda el síndrome de coche grande...pene pequeño. Creo que con los objetivos pasa igual...XD y LO MEJOR! Es cuando ves al giri de turno con su pedazo de cámara con 28.000 botones que pesa 200 kilos que casi tiene que llevarla con ruedas...Y LA PONE EN AUTOMÁTICO!!!!!ARGG

Besitos!

quien sabe dijo...

Yo no diria que te estas haciendo mayor,mas bien creo que estas creciendo mucho y de buena forma.Me encanta que sigas con tu buenisimo humor sarcastico.
Perdona que no vengo ahora mucho por aqui,pero me encanta entrar y encontrarte como siempre.(risas)

Folou mi en tuiter

Seguir a san_paco en Twitter